Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


La Asociación CLAVE Atención a la Deficiencia Auditiva insiste sobre la importancia de la “educación auditiva” para evitar futuras lesiones o sordera.

Según el Plan Regional de la Junta de Castilla y León (2004-2007) de Atención a Personas con Discapacidad, la mayor incidencia de casos está entre los niños de entre 6 y 11 años donde se encontraron 60 casos de deficiencia auditiva.

Cada vez es más creciente el impacto entre la adolescencia derivado del mal uso de los aparatos de Mp3.



Madrid, 3 de noviembre de 2009- La Asociación CLAVE Atención a la Deficiencia Auditiva, dedicada a atender, informar y formar a personas que sufren algún grado de deficiencia auditiva, familias o profesionales del sector, se adelanta a las fechas navideñas para reiterar su mensaje de sensibilización sobre la necesidad de “educar para oír”, una buena práctica que supone hacer un uso adecuado de los niveles de volumen en cualquier aparato o equipo, así como seguir las normas establecidas cuando dicho uso sea de carácter laboral o requiera protección.

España es uno de los países con mayor nivel de contaminación auditiva, lo cual conlleva a que la mayoría de población, urbana especialmente, esté acostumbrada a vivir con un nivel de ruido que sobrepasa el umbral de la normalidad y que a largo plazo puede generar problemas de audición. Casi dos millones de casos entre la sordera profunda y los distintos niveles de discapacidad  en el total de España en estos momentos, agravados en la población adolescente sobre todo por el mal uso de los aparatos de Mp3.

Además de que los lugares públicos y sitios como bares, restaurantes, discotecas, lugares de ocio, cines, centros comerciales, no suelen estar acondicionados para controlar el ruido extremo, el exceso de decibelios empieza a ser un hábito entre la población que recurre a “subir el volumen” cuando el ruido exterior no le permite escuchar con claridad.

Este círculo vicioso en el que a “ más ruido, más volumen” se convierte hoy en día en la causa de muchos de los problemas de audición de la población más joven que en el caso de Castilla y León según el Plan Regional de la Junta de Castilla y León de atención a las Personas con Discapacidad, con fecha 2004-2007, en el apartado dedicado precisamente a las personas con discapacidad auditiva grave, se contaron en toda la comunidad un total de 174 casos divididos entre los 124 de hipoacusia profunda, 37 de sordera y 13 de sordomudez. La mayor incidencia tiene lugar en el sector comprendido entre los 6 y los 11 años con un total de 60 casos. La incidencia por provincias refleja un mayor impacto en Valladolid y León, habida cuenta de su mayor porcentaje de población, y son poco relevantes los casos registrados en las provincias de Soria, Palencia y Zamora. Sin embargo a estas cifras hay que  añadir 5961 personas que, aún no siendo sordas, tienen problemas auditivos y que representan el 3‰ de la población menor de 65 años en Castilla y León [1].


________________________________________
[1] Aplicación del porcentaje a los datos de población de Castilla y León procedentes del padrón municipal – INE 2008-

Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56