Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


DÍA EUROPEO DE LA MÚSICA 2010

LA UNIÓN EUROPEA ESTIMA EN DIEZ MILLONES DE PERSONAS LAS QUE PUEDEN SUFRIR UNA PÉRDIDA AUDITIVA A CORTO PLAZO

• LA ASOCIACIÓN CLAVE, ATENCIÓN A LA DEFICIENCIA AUDITIVA RECUERDA QUE LA LEGISLACIÓN EUROPEA PREPARA LIMITAR EL VOLUMEN DE LOS REPRODUCTORES MP3 PARA EVITAR MÁS LESIONES

Madrid, 14 de junio.- La Unión Europea ha determinado que, debido al daño auditivo que puede producir el uso de reproductores de música a un alto volumen, se limitará el nivel de salida de la señal que emitan dichos reproductores portátiles. La UE, a través del Comité Científico de los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados (CCRSERI), ha estimado que en Europa existe un total de 10 millones de personas que actualmente se encuentran en riesgo de tener pérdida auditiva en un corto período tiempo.

Para tomar medidas, en primer lugar se debe llegar a un acuerdo, también con los fabricantes, sobre cuál es la intensidad máxima la que se puede exponer una persona sin riesgo para su audición y que, según expertos en audición, no debe superar los 85 decibelios. Por otra parte, aún en aquellos reproductores que cumplan la norma cuando se utilicen con los auriculares previstos, no hay garantía de que en la práctica el usuario reciba un grado menor de exposición bien por cómo se usa o por el cambio de auriculares.

Pero limitar los reproductores no es la única solución, como se comprueba cotidianamente en la práctica de los usuarios, sobre todo usuarios jóvenes entre los 14 y los 25 años. Normalmente, las personas aumentan el volumen de su MP3, MP4, iPod u otro porque el ruido de fondo se confunde con la música que escuchan, con lo que se necesita enmascarar el sonido que no quieren escuchar (ruido de fondo). Para esto comúnmente se debe aumentar el volumen del reproductor portátil y así, más daño para sus oídos.

Sin duda, si esta norma comunitaria llega a aplicarse, aceleraría la manufacturación y venta de auriculares reductores de ruido externo, tecnología que incorpora elementos electrónicos para producir el efecto de cancelar el ruido externo a la música, bajando su nivel considerablemente y poder escuchar la música claramente a un volumen moderado. Con o sin reductores de ruido, CLAVE, ATENCIÓN A LA DEFICIENCIA AUDITIVA apoya y se alegra de que esta norma comunitaria sea aprobada en breve plazo porque, además de las garantías tecnológicas, pretende introducir una nota en todos sus dispositivos en los que se informe sobre el tiempo máximo de exposición y el riesgo del uso inadecuado de los aparatos. El uso responsable de las tecnologías permitirá seguir disfrutando de la música como cultura y fuente de placer.

CLAVE recuerda que atenderá gustosamente cualquier consulta en materia de audiología relacionada con estos u otros aspectos tanto de la legislación como de los efectos y tratamiento de pacientes.

¡Protege tus oídos!

Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56