Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


DÍA EUROPEO DE LA MÚSICA 2010

En el Día Europeo de la Música, protege tus oídos

La salud auditiva empeora en España entre los usuarios de la Generación Ipod

  • Un MP3 a más de 85 decibelios puede causar lesiones tras una escucha prolongada, normalmente ofrecen prestaciones de 110 dB
  • La Asociación CLAVE ATENCIÓN A LA DEFICIENCIA AUDITIVA advierte este 21 de junio, Día Europeo De La Música, sobre la necesaria protección contra el ruido en un país con dos millones de personas que sufren algún tipo de deficiencia auditiva


Madrid, 18 de junio de 2010. España es el segundo país del mundo más ruidoso según la OMS y uno de los que más expuesta está la población a soportar cotidianamente ruidos de más de 80db que tras una exposición prolongada causan trastornos auditivos.

La Asociación CLAVE ATENCIÓN A LA DEFICIENCIA AUDITIVA viene denunciando constantemente, dentro de su labor en pro de la accesibilidad y de la defensa de las personas con deficiencia auditiva, el escaso interés social por la contaminación acústica y por las medidas de prevención contra el ruido. La mala acústica de las viviendas y de los espacios públicos convive sin ningún tipo de barrera con todo tipo de contaminaciones acústicas: la televisión del vecino, el tráfico pesado, los ruidos de obras en la vía pública, las motocicletas, las terrazas, los aeropuertos, son algunos clásicos que brindan noticias diarias en los informativos; contaminación y exposición a ruidos intensos que harán que la población española sea de las más afectadas por problemas de audición.

Sin embargo, la música es cultura. Debe ser placer y un masaje de sensibilidad para nuestros oídos. Por este motivo, este 21 de junio, en su celebración europea, CLAVE vuelve a avisar sobre los daños que las malas prácticas en el uso de los mp3, mp4 y en general los equipos de alta fidelidad están causando sobre todo entre la población adolescente; un año más, quiere llamar la atención sobre la importancia de su correcta utilización para no seguir incrementando este preocupante lugar en el ranking internacional.

La pérdida de audición está relacionada tanto con el nivel de decibelios de un sonido como con la cantidad de tiempo que cualquier persona está expuesto a él. Los investigadores han encontrado que una persona que está expuesta a niveles de ruido de 85 decibelios o más durante un período de tiempo prolongado tiene riesgo de sufrir dificultades de audición. Muchos dispositivos que utilizamos en la vida cotidiana, sobre todo los niños y los jóvenes, producen sonidos de intensidad superiores a 85 decibelios. Por ejemplo, reproductores de MP3 y MP4 pueden llegar a tener un nivel máximo de salida de aproximadamente 105 decibelios. Las pérdidas auditivas son los males de la llamada Generación IPOD según denuncia una institución del prestigio del NIDCD perteneciente a los Institutos Nacionales de Salud del gobierno estadounidense.

Clave también llama la atención sobre el cuidado de la audición durante los festivales y conciertos en los que con mucha frecuencia el volumen de sonido puede superar los 85 decibelios y aconseja alejarse de los amplificadores y utilizar tapones para el oído que amortigüen el sonido.

La pérdida de la audición es acumulativa, invisible y permanente. Es acumulativa porque el daño puede comenzar cuando somos jóvenes y empeorar con el tiempo. Es invisible porque puede suceder sin que uno siquiera se dé cuenta, hasta que resulta demasiado tarde. Y es permanente porque, a diferencia de un brazo roto que mejora con el tiempo, no podemos "curar" nuestra dolencia. Una vez que se daña, se daña para siempre.

Por todo esto, CLAVE invita a todos los españoles a “proteger los oídos en el Día Europeo de la Música” y a que los fabricantes limiten la intensidad de salida de sus reproductores.


Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56