Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


EL RUIDO, EL PEOR FACTOR DE ESTRÉS EN LAS AULAS

  • ALUMNOS QUE NO OYEN BIEN Y FRECUENTES BAJAS DE LOS PROFESORES POR PROBLEMAS DE VOZ POR RUIDO Y MAL ACONDICIONAMIENTO ACÚSTICO DE LAS AULAS SON HABITUALES EN LOS COLEGIOS ESPAÑOLES
  • MUCHAS  VECES UN PROFESOR TIENE QUE HABLAR POR ENCIMA DE LOS 80 DECIBELIOS PARA HACERSE ENTENDER
  • LA ASOCIACIÓN CLAVE ATENCIÓN A LA DEFICIENCIA AUDITIVA ALERTA SOBRE LOS PROBLEMAS EN AUDICIÓN QUE ESTÁN SUFRIENDO LOS JÓVENES EN LAS AULAS ESPAÑOLAS 


Madrid, 25 de enero.- Ni el fracaso escolar, ni los planes educativos en constante cambio, ni siquiera la exigencia del calendario escolar en época de exámenes, uno de los factores más estresantes dentro de las aulas, tanto para profesores como para alumnos, sigue siendo el ruido.

El Tiempo de Reverberación (TR) o medida de lo que tarda un sonido en hacerse inaudible, la mayoría de las normas internacionales recomiendan un TR que no debe superar los 0,6 segundos y un tiempo aún inferior, 0,4 sg, es el recomendado por asociaciones científicas de profesionales. Baremo que muy raras veces se cumple en las aulas españolas y que, cuando se supera, hace que el mensaje del profesor no sea escuchado nítidamente por los alumnos. Según un estudio de la Universidad de Bremen, el aumento del TR por encima de los 0,4 sg aumenta el grado de estrés de los profesores y de los alumnos.

Además, según recomendaciones del BIAP (Bureau International 09/10-4) el nivel sonoro recomendable dentro de un aula no debe superar los 40dB de presión sonora para que el mensaje oral sea inteligible. Sin embargo, los estudios realizados en distintos países, incluido el nuestro, ponen de manifiesto el exceso de ruido en las aulas que puede alcanzar los 80 dB.

Para que las explicaciones de los profesores lleguen a los alumnos, los docentes deben elevar la voz y superar en al menos 10 dB el nivel de ruido de fondo del aula. Cuando en las aulas el ruido de fondo habitual es de 70dB, los docentes se ven obligados a hablar a un volumen tan alto, durante tanto tiempo, que hace que se produzca una gran fatiga vocal y, a la larga, lesiones.

Pocas escuelas y centros educativos están construidos y equipados para garantizar el acondicionamiento y aislamiento acústico. Las consecuencias más inmediatas son: alumnos desatentos que  pierden rápidamente  el  interés  y  se dispersan y docentes agotados y con patologías de voz. Favorezcamos el aprendizaje de nuestros alumnos y facilitemos el trabajo de los docentes mejorando las condiciones acústicas de las aulas.

Desde CLAVE, si os interesa el desarrollo de esta noticia, ponemos a vuestra disposición para hablar del tema a una especialista que se dedica a trabajar con la voz de los profesores y atender sus lesiones.

Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56