Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


SUBTÍTULOS EN TELEVISIÓN

TELECINCO INCLUYE A UNA PERSONA CON DISCAPACIDAD AUDITIVA EN “GRAN HERMANO” PERO SE OLVIDA DE SUBTITULAR EL PROGRAMA

CLAVE, ATENCIÓN A LA DEFICIENCIA AUDITIVA RECLAMA UNA VEZ MÁS LA OBLIGATORIEDAD DE LA SUBTITULACIÓN EN CINE Y TELEVISIÓN

EL CASO DE EDUARDO PALOMINO EN GH DEBE SER UNA OPORTUNIDAD PARA QUE LA OPINIÓN PÚBLICA OBSERVE EN DIRECTO LOS PROBLEMAS DE ACCESIBILIDAD DE LA COMUNIDAD SORDA

Madrid, 28 de octubre de 2010.- Eduardo Palomino tiene 31 años y sufre discapacidad auditiva desde los dos. Su caso sería uno más en una comunidad de afectados que, con mayor o menor grado de pérdida auditiva, asciende en España a casi dos millones de personas de todas las edades. El caso de Eduardo, sin embargo, va a distinguirse de los demás porque ha llegado a ser concursante de la 12 edición de Gran Hermano, una gran ocasión, como él mismo dice, para demostrar que personas con problemas de audición pueden llevar una vida absolutamente normal.

Pero la realidad es otra. Empezando por la televisión. En Telecinco se han olvidado hasta el momento de, aprovechando que hay una persona con hipoacusia entre los concursantes de la famosa Casa, subtitular el programa interesando así a una audiencia que sin los subtítulos se encuentra fuera de juego. Esta vez no hay justificación posible. Si la productora de GH hace gala de presentar una edición sensible con la discapacidad y las minorías étnicas, CLAVE (www.oiresclave.org) considera que ha llegado el momento de dar un paso más y abrir las puertas no solo de la Casa, sino de toda la programación de la cadena  a un grupo importante de la audiencia que queda excluido cuando los programas no están subtitulados.

En su aspecto más positivo, el caso de Eduardo es un estimulante banco de pruebas para demostrar la importancia de la accesibilidad tanto en este “hogar mediático” como en todos los edificios y espacios públicos de España. Sin un mayor compromiso en esta dirección no se podrá logar un avance en la calidad de vida no sólo de estas personas sino en el resto de la sociedad obligada a padecer unas condiciones acústicas lamentables.

CLAVE apela a la sensibilidad social y reivindica la subtitulación en televisión y en los cines (sobre todo el cine español), así como en establecer medidas que mejoren la accesibilidad en todos los entornos. La televisión, con todo su poder de penetración social, no puede mostrarse ajena a la diversidad de nuestra sociedad.

Eduardo Palomino está ahora mismo en el centro de la atención mediática, en el teatro de operaciones, pero, por paradójico que parezca, la mayoría de las personas con discapacidad auditiva de España no podrá seguir sus peripecias.

¡Todavía hay tiempo para enmendar lo que parece otra oportunidad perdida!

Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56