Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


EL 60% DE LOS COLEGIOS ESPAÑOLES SUFREN CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

• El ruido en las aulas dificulta los procesos de atención y aprendizaje además de aumentar la fatiga del alumnado y de los docentes.

• CLAVE llama la atención sobre la necesidad de controlar el nivel de ruido de las aulas para limitar la contaminación acústica y mejorar las condiciones de aprendizaje.

• Además, tres de cada diez alumnos de E. Primaria presentan algún grado de pérdida auditiva.


Madrid, 23 de abril de 2014. España es el segundo país más ruidoso del mundo, sólo por detrás de Japón. Y nuestros centros educativos no van a ser la excepción. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que los niños expuestos a ruidos excesivos sufren problemas de atención, memoria, resolución de problemas y dificultad para aprender a leer. Distintos estudios demuestran que la exposición a ruidos intensos en la niñez provoca lesiones que empeoran en la madurez.

La Asociación "CLAVE, atención a la deficiencia auditiva" (www.oiresclave.org) quiere aprovechar el Día internacional contra el ruido para recordar que la contaminación acústica está presente en colegios y universidades. Las investigaciones confirman que el ruido excesivo en centros educativos provoca graves consecuencias para alumnos:rendimiento escolar lastrado por la dificultad en los procesos de atención y aprendizaje y también en los profesores: agotamiento, estrés y patologías de la voz.

No es lo mismo trabajar en condiciones de silencio que hacerlo con ruido. Los niños tienen periodos cortos de atención y se distraen fácilmente. Aunque la OMS considera que 35dB es el sonido ambiente adecuado para permitir unas buenas condiciones de enseñanza y aprendizaje en las clases, la mayoría de los centros superan con creces esos niveles. Por poner algunos ejemplos, con niños sacando piezas de lego de una caja, el ruido de fondo se sitúa en el entorno de los 103 dB y el timbre que indica el tiempo de recreo puede originar un nivel de ruido de 115 dB.

La seguridad integral en los centros de enseñanza obligatoria de España, estudio publicado en 2012 por iniciativa de la Fundación Mapfre y realizado por la Universidad Autónoma de Barcelona, reveló que seis de cada diez centrossufren contaminación acústica en las aulas.

El ruido afecta negativamente sobre todo a los alumnos escolarizados en una segunda lengua, a los que presentan problemas de aprendizaje, dificultades de atención y muy especialmente a los niños con otitis y problemas de audición. Distintas investigaciones indican que entre el 30 y el 40 por ciento de los alumnos de primaria presentan algún grado de pérdida auditiva.Tres son los factores que inciden en la contaminación acústica en las aulas: el ruido procedente del exterior, el interior provocado por los alumnos, profesores y objetos y mobiliario de la clase, y la reverberación del sonido. En todos estos factores se puede incidir mediante medidas, no siempre caras, de acondicionamiento acústico y con normas de funcionamiento en el aula.

CLAVE llama la atención sobre la importancia de la educación para limitar la contaminación acústica, con talleres de sensibilización, normas de comunicación y un buen acondicionamiento de los espacios educativos con materiales que amortigüen el ruido.


Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56