Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


EL RUIDO DE LOS JUGUETES PUEDE PROVOCAR LESIONES AUDITIVAS PERMANENTES

• CLAVE alerta de lo peligrosos que pueden resultar los juguetes que superan los 80 decibelios


Madrid, 17 de diciembre de 2014. Da igual Papá Noel que los Reyes Magos. Los más pequeños de la casa habrán incluido en su misiva de deseos algún producto excesivamente ruidoso. La Asociación "CLAVE atención a la deficiencia auditiva" (www.oiresclave.org) reitera la alerta sobre las lesiones irreversibles que pueden causar muchos de estos regalos en la audición de los niños, especialmente cuando los juguetes sobrepasan los 85dB. Las armas de juguete que funcionan con pilas, por ejemplo, provocan (en modo normal) un ruido de entre 110 y 135dB, un nivel similar al producido por la actuación de una banda de rock.

Las cajas de música o robots ocasionan entre 85-95dB, pero resultan más perjudiciales si están funcionando más de quince minutos. La pérdida de audición por ruido es acumulativa y sucede de forma gradual a lo largo de los años. CLAVE recomienda a los progenitores revisar los juguetes de los niños y vigilar para el uso adecuado de los mismos además de educar en el uso de medidas preventivas desde edades tempranas.

Anualmente, la asociación norteamericana Sight and Hearing elabora una lista de juguetes más ruidosos. En 2014, artículos aparentemente inofensivos como  la guitarra de Dora la exploradora y sus amigos, el piano de Puppy o Rocket Raccoon, el famoso guardián Marvel de la galaxia, sobrepasan con creces los 80 dB.

Pero hay otras listas y otras investigaciones. Por séptimo año consecutivo, el doctor Hamid Djalilian, experto en otorrinoralingología de la Universidad de California en Irvine (Estados Unidos), ha acudido a distintas tiendas y comprado los juguetes más ruidosos que halló. Después midió los ruidos en una cámara insonorizada doble con un sonómetro calibrado. Los resultados son similares a los de Sight and Hearing.

Un experimento sencillo que puede realizar cualquier padre consiste en escuchar antes de comprar y, si tienen un teléfono inteligente, buscar y descargar “aplicación sonómetro gratis” y medir la intensidad der ruido que emite el juguete antes de comprar . Porque si sonido es percibido como fuerte por un adulto, seguramente también lo será para un niño. También se pueden escoger regalos con control de volumen. Imprescindible que cumplan la normativa europea y lleven la marca CE. Otras medidas aconsejables son quitar las baterías o colocar cinta adhesiva en los altavoces para amortiguar y reducir el volumen. En el terreno pedagógico hay que acostumbrar a los niños a no llevarse los juguetes ruidosos al oído.


Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56