Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


EL RUIDO, UNA PLAGA QUE PROVOCA GRAVES ENFERMEDADES

• Uno de cada cinco españoles escucha a diario ruidos perjudiciales para su salud.

• CLAVE propone la adopción de medidas para proteger la audición.

• Con motivo del Día Internacional del Ruido, ofrece revisiones audiológicas con un coste solidario que servirá para financiar el tratamiento de niños con discapacidad auditiva.


Madrid, 20 de abril de 2014. El ruido forma parte de nuestra vida cotidiana. Vivimos completamente alejados del silencio. Esta civilización del ruido repercute de manera muy negativa en la salud, según destaca la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es tan grave la contaminación acústica que se ha convertido en la segunda causa de enfermedad por motivos ambientales, sólo superada por la contaminación atmosférica.

El ruido enferma y gravemente: además de pérdida auditiva provoca estrés, trastornos del sueño, ansiedad, pérdida de memoria, dificultades en el aprendizaje de los niños... Los investigadores constatan también que en las zonas con altos niveles de ruido las tasas de ingresos en hospitales son más altas.

Más de nueve millones de personas en España (una de cada cinco) conviven a diario con ruidos que sobrepasan los 65 decibelios (dB), el umbral diurno establecido por la OMS. Estamos rodeados. Las fuentes de ruido forman parte de la agenda del día a día: el tráfico, los aviones, los locales de ocio, los electrodomésticos, los locales de ocio, las fábricas o industrias...

Para hacernos una idea, una respiración tranquila está en tono a 10 decibelios (dB); hablar en voz baja, de 30 a 40; y el sonido del bullicio de la gente, de 50 a 60 dB. El límite de tolerancia al ruido es de 65 dB. Y para la noche, con el fin de garantizar el descanso, la OMS marca unos niveles por debajo de 30 dB.

A partir de los 85dB comienza el peligro, una amenaza constante, pues se pueden producir lesiones auditivas irreversibles. El ruido de un electrodoméstico se sitúa entre 70 y 80 dB mientras que el tráfico de una ciudad alcanza entre los 80 y 90. Cuando el metro llega a la estación registra 75 dB. Pero el autobús llega a 90. La exposición prolongada a altos niveles de ruido ocasiona lesiones que afectan a la audición.

Con motivo del Día Mundial contra el Ruido, CLAVE, Atención a la deficiencia auditiva (www.oiresclave.org), propone la prevención como herramienta para minimizar las graves consecuencias que el ruido genera y limitar los efectos de la contaminación acústica: usar tapones y alejarse de la fuente sonora son dos medidas sencillas pero efectivas.

Si Vd. Pone la televisión a un volumen elevado para su familia, no entiende cuando le hablan desde otra habitación, pide aclaración con frecuencia cuando se encuentra con un grupo reducido de personas quizás tenga un problema auditivo que es preciso evaluar. Por ello, del 5 al 15 de mayo, la Fundación Oír es Clave ofrece la posibilidad de realizar un estudio audiológico por un precio simbólico de 10 euros en su sede (C/ Santísima Trinidad 33, Madrid) previa petición de hora. Con su donativo contribuirá al mantenimiento del  centro de la Fundación, centro pionero en Europa para la atención integral a niños y niñas de 0 a 6 años con cualquier tipo de discapacidad auditiva y a sus familias.


Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56