Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


“COMER SIN RUIDO”, EL MICROSITE QUE RECOGE LA GUÍA DE  RESTAURANTES PARA DISFRUTAR DE LA TRANQUILIDAD

"Comer sin ruido" es la nueva plataforma web que nace para ayudar a los empresarios de hostelería y restauración a conseguir que sus locales sean acústicamente agradables. Esta plataforma se pone en marcha tras comprobar que, en muchos establecimientos, es difícil lograr un ambiente agradable debido al exceso de ruido que producen las máquinas, los empleados en el desempeño de su trabajo e, incluso, los propios clientes.


En la nueva microsite www.comersinruido.org se detallan todos los consejos y técnicas para eliminar este problema y lograr un espacio que multiplique el bienestar de los clientes.

Aquellos locales que pongan en marcha esta iniciativa pasarán a formar parte de una guía donde ya se incluyen cerca de una veintena de establecimientos que ofrecen a sus clientes un ambiente agradable y sin ruidos molestos para disfrutar de una buena velada.

La iniciativa parte de la Asociación CLAVE, atención a la deficiencia auditiva (www.oiresclave.org), que trabaja activamente en la mejora de la accesibilidad y la reducción de la contaminación acústica. Motivo por el que plantea los requisitos que deben cumplir los locales que deseen ser acústicamente amables. Deben cumplirse al menos tres de estos criterios para poder figurar en el microsite:

•    Aislamiento del ruido de la calle
•    Acondicionamiento acústico del local
•    Medidas contra el ruido de los electrodomésticos
•    Separación entre mesas
•    Responsabilidad del personal
•    Uso no simultáneo de aparatos audiovisuales

El objetivo de Comer sin Ruido es doble. Por un lado mejorar el confort acústico del establecimiento y aumentar el bienestar de todas las personas, en especial de aquellas con problemas de audición. Por otro lado, conseguir que el confort acústico sea un dato más a tener en cuenta en las valoraciones y críticas de restaurantes.

Entre los muchos ruidos que pueden molestar en un restaurante, los procedentes del exterior, generados por el tránsito de vehículos y peatones, pueden evitarse con un adecuado aislamiento y sencillas soluciones como colocar una doble puerta o cortinas en las ventanas.

Una actitud responsable por parte del personal, protectores en las patas de las sillas y mesas y materiales que consigan frenar el ruido pueden ser otras soluciones a los problemas de ruido. En este sentido, debe evitarse también el ruido simultáneo de aparatos generadores de sonido, suprimir el volumen de la televisión y controlar el volumen de la música.

Además, en los locales ruidosos el volumen de las conversaciones es un problema añadido. Se denomina "efecto café" por el que al alzar la voz unos, provoca que otros hablen aún más alto.

Aplicando las medidas ya descritas y disponiendo las mesas a una distancia adecuada se dan las condiciones para que los clientes hablen más bajo y se mejore el ambiente y bienestar en el local.  

De las cocinas y los baños suelen salir también ruidos que entorpezcan el bienestar de un local. La solución es tan sencilla como la instalación de puertas aislantes o el uso de materiales absorbentes del ruido como maderas o cortinas.

Los ruidos generados por electrodomésticos, fontanería, instalaciones de calefacción, ascensores o instalaciones de climatización necesitan acondicionamiento acústico como paneles absorbentes en el techo, materiales porosos y tejidos en la decoración que reducen la reverberación.


¿Quién puede asesorarte para tener un local acústicamente agradable?

La Asociación Oír es Clave ofrece, a través de comersinruido.org, el asesoramiento necesario para conseguir establecimientos acústicamente accesibles. ¿Cómo impedir la entrada del ruido de la calle? ¿Qué detalles constructivos que reducen el ruido ambiental y contribuyen al acondicionamiento acústico del local? ¿Cuáles son las medidas más eficaces que amortiguan la intensidad del ruido de electrodomésticos y personas? Son sólo algunas preguntan para las que encontrará respuesta en la mencionada plataforma web.

Los establecimientos que cumplan, al menos, tres condiciones de control de ruidos podrán darse de alta en la web de Comer sin Ruido, en la que ya figuran varios restaurantes galardonados con Estrella Michelín.


Algunos restaurantes accesibles.

El restaurante Alabaster, el restaurante Martín Berasateui, DSTAgE, Les COLS, La Finca, Coque, NOOR Restaurant, Casa Solla, Punto MX, Hotel Único, Restaurante Tierra, Ricard Camarena, Restaurante Goya, Restaurante Santceloni, La Terraza del Casino, Restaurante Sant Pau y Akelarre ya apoyan esta iniciativa.

En todos ellos se ha conseguido hacer de su espacio un lugar accesible y amable para el sonido. Sin ruidos excesivos y cuidando hasta el más mínimo detalle, el restaurante DSTAge, por ejemplo, cuenta con paneles acústicos en el techo que sirven para amortiguar el ruido. En el restaurante Coque, su salón decorado con materiales de origen natural como la madera y la piedra, la acústica es agradable y crea un ambiente adecuado para el comensal.

En otros como NOOR restaurant también se pretende que el ruido no afecte al interior de la sala con soluciones constructivas en cerramientos, carpinterías y vidrios. Materiales que amortiguan la reverberación y con los que se han previsto techos acústicos, cortinas y maderas que ayudan a la absorción de los ruidos.

El restaurante de Ramón Freixa, situado en el Hotel Único, es otro de los espacios pensados para disfrutar de la gastronomía. Las grandes cortinas y alfombras, junto con el juego de profundidad del techo, hacen del espacio un lugar acústicamente amable.






Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56