Acceso




 


¿Olvidó su contraseña?

 


Tengo un familiar de 20 años con DA desde los 3. Tiene reconocido un 50% de pérdida auditiva lo cual le lleva a tener problemas en los susurros, cuando hablan de lejos, ... y no puede leer los labios. No quiere aparatos por miedo al rechazo público.

Es muy llamativo que su familiar, aún teniendo un problema, auditivo desde los 3 años, no utilice audífonos desde esa edad temprana por lo que deducimos que ha desarrollado unas buenas habilidades de lectura labial. Habilidades que son insuficientes para poderse manejar en situaciones de grupo o cuando se encuentra alejado de su interlocutor.

Siempre hay riesgo de que la sociedad o determinados grupos o personas rechacen a otras por cualesquier característica, visible (como la discapacidad auditiva) o invisible (como por ejemplo las ideas religiosas o políticas). En el caso de los problemas de audición su signo externo son los audífonos y, sí, quizás puedan generar rechazo en algunas personas, pero cuando su familiar se encuentra cara a cara con una persona o con un grupo, su dificultad auditiva será percibida por dichas personas y, en caso de no comunicar su problema auditivo, su forma de comportarse y comunicarse puede ser mal interpretada: no se entera de lo que digo, no atiende, qué despiste tiene,… El no utilizar prótesis que le pueden beneficiar le hará llegar al final del día más estresado, fatigado y le será más difícil leer los labios.

Todos los comentarios anteriores sirven para reforzar la idea de que su familiar tiene primero que reconocer y aceptar su problema de audición y recibir apoyo especializado si fuera necesario. Si no acepta su dificultad auditiva, difícilmente va a aceptar los audífonos por mucho que han avanzado tecnológicamente y en su diseño.

Existen audífonos intraauriculares, intracanales y también nuevos retroauriculares prácticamente invisibles RITE. Para su adaptación deberá acudir a un centro audiológico especializado, con profesionales titulados y que adapten distintas marcas para que así puedan disponer del modelo más apropiado a la pérdida auditiva de su familiar. Una vez adaptados, puesto que nunca ha llevado prótesis, deberá contemplar la posibilidad de iniciar un periodo de rehabilitación.

Su familiar tiene una edad en la que las relaciones sociales son importantísimas y en la que además o se está formando o debe incorporarse al mercado laboral, motivos por los cuales se ampliará el grupo de personas con las que deberá hablar y los audífonos le ayudarán a comunicarse con mayor facilidad y a encontrarse más seguro.

Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56