Espacios adaptados

Lugares de culto

A fin de que las personas con deficiencia auditiva puedan seguir los ritos religiosos, es preciso realizar adaptaciones que mejoren las condiciones acústicas y el acceso a la información. Estas medidas pueden incluir:


Megafonía. Dependiendo de la ubicación de los altavoces, pueden reservarse lugares para aquellas personas que no oyen bien aunque no utilicen prótesis auditivas. Los sistemas de infrarojos también son sumamente útiles para dichas personas.

Aro magnético en toda el área de culto o delimitado a una zona concreta del espacio. En este caso, el lugar debe tener plazas reservadas para las personas con deficiencia auditiva y estar próximo a los oficiantes para complementar la información auditiva con la visual.

Instalación de aro magnético en puntos de atención individual. También debe existir la posibilidad de utilizar aros magnéticos portátiles.

Subtitulación en directo facilitando el acceso a través de la lectura de los mensajes que se transmiten.

Retroproyector y pantalla. Realización de transparencias que incluyan los textos de los ritos. Un ayudante irá colocando las transparencias en el retroproyector e irá señalando con un puntero el texto que se está diciendo en cada momento. Para las alocuciones que cambien de un día a otro pueden hacerse transparencias con los conceptos o ideas clave que se pretenden transmitir. También deben incluirse transparencias de los cantos.

Intérprete de lengua de signos únicamente válido para las personas sordas signantes.

Tratamiento acústico tras el estudio del espacio por una empresa especializada.

Volver  

Inglés

normal | oec_black

 

CLAVE
Atención a la
deficiencia auditiva

C/Santísima Trinidad 35, bajo.
28010 Madrid
Tfno.: (+34) 91 523 99 00
Fax: (+34) 91 531 56 94
SMS: (+34) 650 73 29 56