Artículos

Carta a los Reyes Magos

Cuando la Navidad se acerca o ya estamos disfrutando plenamente de dicha fiesta, no hay nada más excitante y divertido que el regreso a la infancia gracias a las experiencias que vamos a revivir con nuestros hijos.

Ya no hay que pasear por las calles comerciales de los pueblos y las ciudades para ver los escaparates de juguetes. La televisión, los catálogos que nos dejan en el buzón e Internet han sustituido los paseos a la hora de que los más pequeños elijan sus juguetes. Elección en la que podremos influir en mayor o menor medida dependiendo de la edad de nuestros hijos antes de comenzar a escribir la ansiada carta a los Reyes Magos de Oriente. He aquí algunas sugerencias para esta época:

Si su hijo tiene menos de 6 años, antes de empezar a escribir la carta hay que tener preparado: el catálogo de juguetes, papel, pegamento, tijeras, pinturas, lápiz y un sobre.

Comience Vd. el encabezado de la carta, en caso de que su hijo o hija no sepa escribir las letras que le vaya dictando o no pueda copiar las palabras que Vd. escribirá, de una en una, en un papel diferente: Q U E R I D O S …

Los niños y las niñas siempre son buenos aunque a veces no se porten muy bien. Ténganlo en cuenta si desean escribir algún comentario en este sentido.

Durante todo este proceso pueden sacar distintas fotografías: una escribiendo, otra comprando el sello y otra echando la carta. Por supuesto no faltarán fotos de la cabalgata a la que asistan, de los preparativos de la víspera de Reyes, de la mañana de Reyes y la posible comprobación de que han recibido los regalos solicitados en su carta. De esta forma, el próximo año podrán evocar lo vivido para anticipar la fiesta de Reyes.

Por supuesto, al escribir esta carta como al realizar cualquier otra actividad, estarán fomentando la incorporación del desarrollo auditivo en el desarrollo del lenguaje de su hijo o hija con problemas auditivos durante una actividad en la que poder compartir sentimientos y experiencias, expresar deseos, describir objetos, recordar acontecimientos pasados cuando la edad del niño lo permite y, lo que es muy importante, poder hablar de todo ello en una situación altamente emocionante y motivante.

Las nuevas tecnologías también nos permiten lograr el mismo objetivo y compartir el tiempo con nuestros hijos, visiten la página web de correos o naveguen en Internet para encontrar los recursos que precisen.

¡Felices Reyes!

Volver