Diagnóstico precoz y pruebas

En la actualidad es posible la detección de problemas auditivos desde el nacimiento a través de Otoemisiones Acústicas, OEA. Se trata de una prueba sencilla y rápida que no produce malestar al bebé y que permite determinar si el oído funciona normalmente o si hay un problema del que se desconoce la naturaleza y severidad, pero que precisa una atención médica posterior.

Las Otoemisones Acústicas son la prueba mediante la que se registran los sonidos producidos por la actividad coclear.

Los PEATC, Potenciales Evocados Auditivos de Tronco Cerebral, son el procedimiento diagnóstico utilizado para la confirmación final del diagnóstico. También se están introduciendo otras técnicas como los PEATC automáticos y los productos de distorsión automáticos.

Los Potenciales Evocados Auditivos son la técnica mediante la que se registran las respuestas cerebrales producidas ante estímulos  auditivos.
 
En España, se ha implantado el screening auditivo neonatal universal con el objetivo de identificar a todos los recién nacidos con problemas auditivos. El protocolo seguido en las distintas comunidades autónomas y las pruebas utilizadas pueden diferir de una comunidad a otra.

Volver